Hammam privado – Baño turco y masaje en pareja en la Capadocia

Hamman privado para dos en Capadocia

Desde que planteamos nuestro viaje de una semana a Turquía la visita a un hammam o baño turco era un objetivo claro. Si bien es cierto que nuestra intención prioritaria era visitar un auténtico hammam tradicional fuera del circuito turístico, ya tendríamos tiempo de eso unos días después en Estambul, después de nuestro paso por Pamukkale y Capadocia, como contaré en otro momento.

La cosa es que en Göreme terminamos improvisadamente en un hammam privado para dos, toda una experiencia romántica en Capadocia fantástica y relajante, de esas a las que no estamos acostumbrados pero que todo el mundo debería probar una vez en la vida, y por un precio muy ajustado, más si lo comparamos con los carísimos baños turcos para turistas de Estambul.

Lo de que fuera improvisado vino un poco ocasionado por nuestro bajón de no poder hacer el viaje en globo al amanecer en Capadocia, que ya teníamos negociado y reservado en nuestro hotel, aunque sin pagar. Consejo para reservar un vuelo en globo en Capadocia: Mejor no pagar nada por adelantado si puede evitarse, aunque te puedan pasar el vuelo de un día a otro o devolver después el dinero… Siempre saldrás perdiendo, por el cambio de divisa, por el tiempo que tarden en la gestión o por cualquier otro motivo y, la verdad, una vez estás allí conseguir un vuelo en globo no será ningún problema, hay mil agencias e intermediarios en cualquier pueblo de la zona. Si quieres ahorrar tiempo, también puedes buscar y negociar con los que tienen contacto vía web o por e-mail. El precio ya depende de tu capacidad de negociación, en nuestro caso todos nos empezaron pidiendo el precio estándar de 150€/persona por una hora de vuelo, en algunos sitios 120€, otros 100€ y, al final, en nuestro hotel lo habíamos apalabrado a 75€/persona.

Dos días estuvimos allí y dos días estuvieron cancelados todos los vuelos en globo, mañana y tarde, una pena. Según nos dijeron en el hotel y en varias agencias allí mismo, los globos de aire caliente en Capadocia no vuelan con una previsión de viento que tenga rachas por encima de 10km/h. El primer día no notábamos nada a ras de suelo, con una previsión de 6km/h y rachas 10km/h, pero supongo que volando será completamente diferente. El resto de días sí que había algo más de brisilla, en todo caso la rachas no pasaban de 20km/h. No arriesgan nada y me parece bien por seguridad, aunque a nosotros nos fastidiase el plan de esta experiencia única. ¿Tendremos la oportunidad de volver e intentarlo de nuevo en el futuro? ¿Quién sabe? La vida da muchas vueltas. La espinita se nos quedó clavada, más aún después de ver el increíble amanecer en Capadocia desde una de las colinas-mirador de Göreme, así que desde el aire tiene que ser una pasada.

Tras este pequeño inciso continúo con el relato del hammam. Después de dos días recorriendo Capadocia en coche por libre, pensamos que una buena manera de compensar la anulación del globo sería darnos un capricho que nos quitase de encima parte del cansancio acumulado. Estando alojados en Göreme preguntamos en algún baño turco del centro, de los que están orientados al turismo, pero los precios se iban de madre y no entraban al trapo del regateo, así que desistimos. Casi nos habíamos rendido cuando llegamos a nuestro hotel y vimos que justo en el alojamiento de al lado había un cartel “Turkish Bath”, así que entramos a informarnos.

El Panoramic Cave Hotel de Göreme, en el centro de Capadocia con sus impresionantes formaciones, sus casas-cueva… ofrece una experiencia de baño turco en pareja inolvidable. Atendido por un chico joven descendiente de española sin idea de castellano, pero sí de inglés, es un hotel familiar donde para hacer uso de su baño turco, en un edificio anexo independiente, no hace falta que estés alojado. Quizá no está en el centro del pueblo, pero sí muy cerca, 5 o 10 minutos andando aunque sea cuesta arriba y en caso de que llegues en coche puedes aparcar en la misma puerta sin problema.

Baño Turco Privado en Capadocia
Panoramic Cave Hotel con su Baño Turco privado en Capadocia

Desde que entras por la puerta, el trato personal es fantástico. Como en ese momento no tenían clientes nos enseñaron las instalaciones limpias y perfectas para ofrecer sus servicios, y nos terminaron de convencer cuando nos dijeron que durante todo el tratamiento te garantizan acceso exclusivo y dedicación completa de la instalación y del personal que allí te atiende. Además, por supuesto, al ser privado te atienden a la vez si vas en pareja lo que aporta un toque romántico y un plus de relajación. Es decir, en todo momento estás tu pareja y tú juntos, nadie más a excepción de las empleadas del hammam. Eran las 17:30 aproximadamente y no iban a tener hueco hasta las 20:30, nos pareció bien porque así antes podíamos aprovechar para dar una vuelta, hacer la mochila para el día siguiente y cenar, yéndonos luego a la cama relajados como nunca. Creo que abren hasta medianoche.

En primer lugar, las dos chicas de origen kazajo que nos atenderán a lo largo de todo el tratamiento te dan la bienvenida y te llevan a una pequeña zona de vestuario donde te desnudas completamente y te colocas el trapito de cuadros rojo, justo para cubrir las vergüenzas de cada uno. Todas las pertenencias se pueden dejar en una taquilla y cerrarla con llave, aunque no habrá nadie más allí en ningún momento, puedes estar tranquilo.

Vestuario Hammam Capadocia
Vestuario Hammam en Capadocia

De esta guisa te guían a una sauna seca, tipo finlandés, donde pasarás unos 10 o 15 minutos y un poco antes de salir, te traen unos botellines de agua fresca. Una vez estás bien sudoroso (que no se te vaya la mano echando agua a las piedrecicas) las chicas, tapadas a su vez con el mismo tipo de trapo que llevas tú, te recogen y pasas a la zona de baño, una sala completamente revestida de mármol con una superficie elevada en el centro a modo de cama del mismo material y una fuente para cada persona con grifos de agua fría y caliente. A cada uno de nosotros nos baña y masajea una chica diferente, así te pueden atender a los dos a la vez. Los chicos más pudorosos que no tengan reparos, son cuidadosas, tienen un dominio sensacional del trapito y en todo momento estás cubierto, independientemente de la postura en la que estés y las vueltas que tengas que dar. Nunca tendrán contacto físico o visual a tus partes masculinas más íntimas, tu secreto estará a salvo 😉

Baño turco privado para dos en Capadocia
Baño turco privado para dos en Capadocia

El baño comienza tumbado bocarriba sobre el mármol mientras con un cazo te echan agua bastante caliente por todo el cuerpo y te masajean suavemente para, a continuación, pasarte una manopla como una lija con la que te exfolian completamente de la frente a los dedos de los pies, no es doloroso, pero tampoco es que sea la sensación más agradable del mundo. Te hacen ponerte bocabajo y repiten el proceso por ese lado. Todo en perfecto silencio, con las palabras justas para saber lo que tienes que hacer y sincronizadas para que los dos clientes reciban el tratamiento a la vez. Acabábamos de empezar y a esas alturas yo ya estaba más a gusto que un arbusto. Miro a Pili y tiene toda la pinta de que está igual que yo, o directamente dormida.

Así puesto comienza el proceso de enjabonado. Metiendo una toalla en un cubo de agua con jabón, aroma limón o algo así, van generando un montón de espuma que te echan por encima y, cuando parece que estás dentro de un merengue gigante, te vuelven a masajear, a hacer estiramientos, te hacen crujir… Te hacen dar la vuelta y repiten la operación bocarriba, incluido un lavado de cabeza con champú y masaje que te deja grogui. Te aclaran por encima, te estiran con energía los dedos de pies y manos y te sientan en el borde de la “cama” de mármol para volver a lavarte la cabeza y volverte a aclarar. Por último, te levantas y te aclaran de pie toda la parte trasera del cuerpo.

Todo el proceso es con agua caliente, muy caliente, pero cuando estás en un estado de seminconsciencia muy rico, luchando por no dormirte de pie te pregunta: “Are you ready?” y tú, de espaldas e ignorante, dices que sí, sin tener ni puta idea de para qué hay que estar preparado… ¡Zas! Dos cubazos, o pozales que decimos por aquí, de agua helada. Juras por dentro, porque tienes algo de dignidad y no puedes tirarte al suelo desnudo pidiendo clemencia que es lo que realmente quieres hacer, y la chica, que parece apiadarse, termina con dos cazos de agua caliente y te seca bien secado. Quiero pensar que esta última parte no tiene maldad intrínseca y es para que te espabiles y bajes al mundo de los mortales tras casi una hora de baño.

Seco, limpio y aseado, con tu trapo cambiado también, pasas a una sala de masajes “normales”, es decir, de esos con los que los occidentales estamos más familiarizados, con tu camilla acolchada, tu aceitico aromático, tu música relajante, tu luz tenue… En ésta hay dos camillas donde nos dejaron echados y tapados con unas toallas durante unos minutos mientras ellas se van a secar y a cambiar para darte ese masaje con ropa más deportiva y adecuada para lo que venía.

Masaje en pareja en Capadocia
Masaje en pareja en Capadocia

El masaje completo que te dan a continuación dura unos 45 minutos, y es una verdadera maravilla. Varias veces llegan a subirse encima de la camilla, es un masaje con energía, no te creas, pero terminas deseando que no termine nunca. Pero termina, como todo lo bueno, y te dejan tumbado y tapado completamente a excepción de la cara donde te aplican una mascarilla (la primera de mi vida, aparte del barro sulfuroso de Nueva Zelanda) durante 10 minutillos, los dos solos,. Pasado ese tiempo te vienen a buscar y te acompañan a la zona de vestuario, donde te lavas la mascarilla, te cambias y cuando sales ya te están ofreciendo el té para tomártelo en la salita de estar tranquilamente. Broche de oro para una experiencia única.

Relax en Capadocia
Salita de relax para el té

En total, desde que entramos por la puerta hasta que volvimos a salir pasaron 2 horas y media largas ¿qué más se puede pedir? Pues que el precio sea pagable. Está claro que barato no va a ser pero, sabiendo que los precios en Estambul por una hora u hora y media de tratamiento en un sito turístico, con hombres y mujeres separados en las que compartes sala y personal con mucha más gente de tu mismo sexo va de 50 a 100€, éste tiene un tarifa de 60€ por persona por el tratamiento completo, pero lo tienes todo para ti y nadie más y siendo familiar, según la disponibilidad de horarios, yendo dos, con un poco de voluntad… se puede llegar a conseguir un buen descuento. Nosotros lo conseguimos antes de entrar, pero, una vez hecho, la verdad es que pensamos que el precio vale cada € que pagas. Por supuesto, no sabes qué parte llega a las empleadas pero, aunque en ningún momento llegan a pedirte o sugerirte nada, pensamos que la propina se la habían ganado con creces.

Tratamiento de belleza en Capadocia
Guapos, limpios y relajados

De verdad, si tienes la suerte de ir a Capadocia y dispones de 2 o 3 horas libres como nosotros, por ejemplo, después de cenar, date el gustazo de una experiencia romántica única y visita en Göreme el hammam del Panoramic Cave Hotel, merece la pena. Te lo digo con total sinceridad y sin ningún tipo de contraprestación ni relación con este negocio, solo basado en mi reciente experiencia personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *